Críticas

“Un fantástico barítono con instrumento vocal bien colocado, de buenas sonoridades, compromiso escénico y un manejo de la coloratura más que bueno.”

— Ricardo Marcos, El Norte (México)

“Fernando, como Belcore, mostró su cálido registro baritonal.”

— Lázaro Azar, El Universal (México)

“Un 'factotum' de la lírica, dueño de poderosos medios vocales.”

— Jorge Binaghi, Mundo Clásico (España)

Mención honorífica para Fernando Cisneros y su gran voz de 'buena pasta'.

— Ermes Mercuri, Opera senza confini (Italia)

“Fernando cantó Rigoletto con particular atención y respeto por las inducaciones de la partitura verdiana.”

— Marco Faverzani, Opera libera (Italia)

Fernando evocó memorias de los grandes barítonos italianos y españoles del pasado con su sonido oscuro, vibrante, y penetrante; Gino Bechi viene a la mente.

 

— Nino Pantano, Brooklyn Discovery (EEUU)

Fernando Cisneros como Golaud, dominó escena tras escena con una presencia tremendamente fuerte y dramática. Su auténtica y valiosa voz se expandió desde arranques que asemejaban a Wotan hasta cualidades íntimas en los sotto voce; siempre en servicio del personaje y respetando el contexto del ensamble. Uno podía sentir completamente el dolor que lo invadía cuando cantó: 'Mi pecho se sentía como si el bosque completo hubiera caído sobre mí'.

— Lee Eisman, The Boston Music Intelligencer (EEUU)

El barítono Fernando Cisneros, ya bastante conocido en escenarios internacionales, interpretó al Barón Scarpia más aterrador que jamás hayamos escuchado. Creó un personaje alimentado por una sed de poder más que de lujuria. ¡Los matices en su voz fueron escalofriantes y su rostro realmente gruñía! Todo esto ocurrió en un italiano impecable, con una larga línea de canto sin ninguna pérdida en el tono vocal. ¡A Puccini le hubiera encantado!

“Fernando cantó con voz plena, una presencia escénica ganadora, y una habilidad especial para vivir en carne propia cada personaje.

 

— Voce di Meche (EEUU)